PROED Imagenes blog (5)

Todos hemos tenido maestros a quienes consideramos buenos o malos, pero al final del día nos han enseñado lecciones que nos han convertido en grandes personas.

¿Quién no recuerda a aquel profe estricto que con su sola presencia hacía que todos los niños del salón se quedaran en silencio? O, ¿qué tal esa maestra con la que todos nos hacían burla porque un día en lugar de decirle “miss”, le dijimos “mamá”? Épicos recuerdos, ¿no?

Aquí te decimos 5 cosas por las que independientemente de su carácter o su forma de enseñar, debemos agradecer a nuestros maestros toda su entrega y dedicación:

Su tiempo

Aunque es su trabajo y reciben un sueldo, muchas veces muy bajo, los maestros siempre tienen esos 5 minutos extras, o más, para asesorarte en tus tareas, despejar dudas, e incluso para convertirse en tus terapeutas cuando tienes algún problema. Además de ser maestros de muchas materias o de una sola, muchos también la hacen de coreógrafos para enseñarte el bailable perfecto para sorprender a tu mamá el 10 de mayo, o ser los “cositas”, para enseñarte a crear todo tipo de manualidades para el día del padre.

Sus consejos

Recuerdo a un profesor de 5° de primaria, se llama José Antonio; él siempre nos dijo que su mayor deseo era pasar por nuestras casas dentro de unos años y ver en nuestras entradas letreros tipo: “Ing. Martínez”, “Dra. Sánchez”…, su mejor consejo: seguir adelante y echarle todas las ganas del mundo a nuestros sueños para hacerlos realidad.

Te enseñaron a encontrar lo que te apasiona

Probablemente no eras el mejor en matemáticas, pero si ellos veían que eran bueno para hablar en público, cantar, leer, hacer manualidades, dibujar o entender la historia, ellos siempre te impulsaron a explotar esa cualidad.

Se vale equivocarse

A muchos nos cuesta aceptarlos hasta la fecha, pero si algo tienen los maestros, es que te enseñan a aprender de tus errores. Y es que quizá escribes mal la respuesta en el examen y no sacas tan buena calificación, pero eso te enseña que debes repasar y estudiar más para que la próxima vez saques diez.

Responsabilidad

Nuestros maestros también nos enseñaron algo muy importante: ser responsables. Y es que independientemente de si nuestros padres nos obligaban a hacer la tarea, los profesores siempre nos enseñaron a ser responsables de nuestras acciones y tareas. Al final del día, a los únicos que nos iba a afectar o beneficiar sacar diez en una maqueta, era a nosotros…

 

Fuente: intermercado.com.mx

Related Posts

Leave a Comment

css.php